Amigas, amigos, amistad , soledad


Nunca se me dio bien hacer amigos. En realidad por un lado siempre supuse que si debía hacerme amiga de alguien debería ser de forma natural, porque compartíamos inquietudes y formas de pensar; pero al final siempre acabo pensando que es muy difícil encontrar a alguien con quien compartir todas esas cosas… por otro lado, también pienso que en realidad es un problema de comunicación. Antes, cuando era más asertiva y comunicativa, en mis conversaciones no había espacio para los silencios, o no eran tan molestos, al menos para mi y supongo que tampoco para ellos. Pero desde hace bastantes años me cuesta concentrarme en mantener una conversación y me imagino a la otra persona con la que me comunico pensando en que hay algo que no funciona, sé que apenas lo notan y no sabrían decir qué es, pero yo lo siento y lo sé y primero se produce ese silencio con vacío y luego , esa separación espacial que suena como un “crac”.
Si empiezo a recordar, desde pequeña siempre he ido por mi cuenta y siempre he sido rechazada por la “masa”. Los niños que son muy listos olían desde lejos las pequeñas diferencias y yo a la vez (supongo que también era lista) olía como me olían.
Y luego están aquellas mudanzas, a un sitio distinto, conocer gente distinta, no fue muy difícil cuando era más niña, pero a partir de los trece ya empezó a ser un auténtico problema. Recuerdo como pasaba los recreos sola en el instituto y más tarde salía sola a pasear, y más tarde fui sola a los museos, a algunos conciertos, a algunos bares… Y ya tenía amigas, que se habían acercado a mi, pero veía absurdo tener que depender de ellas para ir o no ir a algún sitio.
Y ahora, mis amigas, las de siempre ya no viven aquí, no sé si ya tengo cosas que compartir con ellas, no sé si antes compartía algunas, supongo que sí, si no, no serían mis amigas. Y hacer amigos nuevos, buenos amigos, es tan difícil….

Esta entrada fue publicada en amigas, amigos, amistad, soledad. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Amigas, amigos, amistad , soledad

  1. pitxo dijo:

    Sí que es difícil Ali, y más si no puedes salir mucho de casa por una extraña enfermedad que te da el coñazo cotidianamente.

    Te voy a decir algo que no sé si te servirá: Creo que ese crack espacial imperceptible puede que exista (dependerá de con quien estes), pero no tiene tanta importancia a la hora de la verdad: estoy segura de que se sobredimensiona Ali. No es que haya que pasar de ello ni negarlo, sino al revés, hacerlo tuyo de alguna manera. Lo malo no es ese crack en sí -que muuuucha gente lo sentimos muchas veces y seguiremos sintiéndolo- lo importante es saber que NO ES PARA TANTO, y poder así seguir funcionando sin bloquearse. No dejarse secuestrar emocionalmente. Hay que aprender a salir de esa emoción negativa antes de que te atrape, y eso se consigue sabiendo que esa emoción negativa, es normal y habitual: la cogemos, le damos un cachete, nos la metemos en el bolsillo y seguimos en lo que estábamos… :P… viene a ser algo así. Pero esto requiere entrenamiento. Cuantas más veces te salga bien la jugada, más se aprende. Cuantas más horas practiques, menos fallarás etc etc…. los amigos de verdad de los que hablas se consiguen, además de con motivación y una gran dósis de buena suerte, a base de meter horas. Necesitas tiempo invertido my friend (ya se que lo intentas). Si es de forma natural, pues menos esfuerzo, pero no siempre esta la suerte con nosotros así que eso no vale.

    Pero tampoco hay que sobrevalorar lo que es una amiga. Mi mejor amigo por ejemplo, es Hafo, y es pq meto muchas horas con él.. jeje. En fín que si empiezo a pensar en mejores y buenas amigas en las que pueda confiar, diría que las tengo, pero resulta que llevamos vidas muy diferentes: amigas buenas de toda y para toda la vida que ves de vez en cuando, y otras y otros no tan buenos pero con los que pasas el rato más a menudo. Y cómo se come eso? pues es lo que hay!

    Yo, (una personita tímida muy tímida), hace unos años que me he reconciliado con estos temas de los amigos y amigas, y no sabes que peso me he quitado de encima. Me da que tú estas más cerca de lo que piensas de esa reconciliación (aunq no te ayude tu enfermedad). En fín, que yo te veía muy bien últimamente Aliolín (y creo que no me equivoco), y la verdad es que me has sorprendido… si miras bien de verdad, creo que tienes más amigas de las que crees. Con lo maja, divertida y güena que éres tu!

    Vaya chapa!… es que más tocao con un tema que pa mi ha tenido tmb lo suyo… Bueno, nos vemos en noxevieja entonces. Un beso.

  2. Amaia dijo:

    A mí tambien me pasaba parecido a tí, supongo q hay gente q por lo q sea nos cuesta + encajar. Pero según mi experiencia diría que esto de los amigos es como el dinero: basta que ya tengas para que te regalen * (aplicado en este caso concreto, q a través de alguien con quien conectas es más fácil dar con más personas afines). De todas fromas, encontrar amigos, en especial de verdad, es difícil, sí, porque además de estar muy ocupados cada uno va a lo suyo(la gente quiere las cosas sin el trabajo que conllevan, en eso tiene razón pitxo).

    De todas formas, por escrito bien que te comunicas 🙂

  3. Alioli dijo:

    Supongo que he sido algo catastofista en este texto, porque recordando estos últimos años y comparándolos con otros anteriores la cosa ha cambiado mucho. He conocido, por aquí y en persona, a mucha gente; he hablado y me he comunicado, después de vivir varios años casi sin hacerlo.
    Aunque también hay cosas
    importantes que ya no tengo, una es una mente más lúcida y la otra, una amiga del alma que se fue pero que siempre me recuerda que esa amistad no ha sido otra fantasía más.
    Jajaja y claro que me comunico bien por aquí! tengo todo el tiempo del mundo para autocorregirme!!
    Besos a las dos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *