Un rayo de luz

fausto2

Querida Ariadna: en estos últimos días en que los que sólo recuerdo que algunos humanos ocupan su tiempo en ensalzar a pequeños idiotas y comenzar sangrientas guerras sin sentido, de repente… por la escotilla del infierno, veo pasar un poco de luz. Te escribo estas letras escuchando un ballet; no viéndolo, sólo escuchándolo, pero solamente eso ya merece la pena. El ballet se llama «El laboratorio del doctor Fausto» y  tiene algo que ver con el infierno y la locura, las promesas y el amor, el alma, el corazón, la vida y un gran caos. No sabría cómo resumírtelo, espero que con unos años más… dejes a las barbies y empieces a leer libros como los que escribió Goethe y si no puedes, porque este mundo te ofrece sensaciones más intensas, inmediatas y fáciles de asimilar, intentaré contarte la historia, para que por lo menos quede algo de ella en tu preciosa cabecita.

179 x 183 mm.
Aguafuerte y punta-seca
Borde superior derecho: Rembrandt f. 1658 Bartsch 270

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un rayo de luz

  1. Alfonso dijo:

    Qué bueno el invento de los postcasts… y qué bueno poder acceder a los archivos de rne, cuando a uno le de la gana…. por ahora es gratis, será mejor aprovechar ahora el momento de la auténtica radio a la carta antes de que aparezca el oportunista de turno, aplique la mercadotecnia a algo que debe ser público.

  2. Alioli dijo:

    Pues sí, Alfonso, todavía recuerdo cuando me mandaban a casa la programación de radio 2, un auténtico lujo. Aunque ahora todo se puede mirar en internet. Sólo falta que cuelguen los programas de la UNED, a los que también era adicta.

  3. Miguel A. dijo:

    Ola

    que vuen texto
    se nota que eres una persona
    con la que podria concordar ideas

    aunque no conprendo muy bien la paguina

    me guztaria podre
    charlar algun dia

    ok
    adioz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *