Please, please

Esta mañana…. me he levantado a las siete de la mañana, pero como no olía a café (descafeinado) y estaba todo muy silencioso, he decidido seguir durmiendo. A los veinte minutos me he despertado, ya olía a café que estaba puesto en la mesa… Mientras iba por el pasillo al baño, he recordado la pesadilla de hoy: uno de mis profesores de universidad, el más joven y es más loco, loco en el sentido estricto de la palabra, nos daba un modelo de clase novedosa que consistía en conocer la naturaleza en su propio entorno, para eso nos llevaba en un autobús 4×4 y subíamos una pendiente casi vertical llena de piedras; allí adivinábamos a ver un montón de animales que habían quedado atrapados o que estaban enjaulados para que los viéramos; después de ver a un murciélago gritando enrejado, caíamos en picado.
Siempre, después del desayuno, he de volver a la cama porque me mareo. Sigo durmiendo una media hora más y luego me levanto definitivamente.
He encendido el ordenador. He leído unos 70 mensajes de correo, que he ido clasificando o tirando. He leído un minirelato de Frederick Pohl que me ha gustado mucho “El hombre esquemático”.
He llamado a mi madre para felicitarla en el día de su cumpleaños. No estaba.
Mientras abría el emule, Boris se me ha puesto encima y he aprovechado para peinarle. Le ha sacado una bola de pelo. Se la suelo acercar al morro para que entienda qué es lo que hago cuando le peino, pero él siempre se quiere comer la bola, así que me la he guardado en el bolsillo, para que no caiga en la tentación. Ahora se ha puesto entre la pantalla y el teclado, pero afortunadamente me deja ver lo que escribo.
Ha llamado la hija de la dueña del piso, para ver como podemos hacer lo del anexo del contrato con mi nombre. Ha dicho que luego llamará.
Me empezaba a doler el estómago. Sólo se me pasa comiendo. He mirado la hora y habían pasado dos desde que desayuné la primera vez. He ido a la cocina. Estaba mi compañero de piso, recogiéndola un poco. Hoy viene por primera vez la señora de la limpieza.Iba a desayunar galletas pero justo han llamado al portero y era el chico de la compra.Siempre que suena el timbre Boris se esconde, es un gato miedoso. Como ha venido la compra he desayunado tostadas con miel. Quizás engorden demasiado, estoy en una especie de dieta, bueno, sólo me cuido un poco, pero me han hecho muy bien al estómago. Tengo que hacer más ejercicio, salir más, pero últimamente me siento más cansada de lo habitual. Mi médico me mando unas inyecciones…todavía no me las he empezado a poner. Maldita la gracia que me hace.
He vuelto a llamar a mi madre, pero seguía sin haber nadie en casa de mi hermana.
He vuelto al ordenador. No sé si antes o después ha sido cuando me he puesto a bajar los 300, aunque creo que la veré en el cine y también he puesto a bajar un montón de audiolibros. He bajado audiolibros para mi y también para Ari, mi sobrina, cuentos clásicos. No se si será bueno para ella escuchar este tipo de cuentos, o si es bueno en general que los niños escuchen cuantos antiguos o si es bueno que escuchen audiolibros.Las voces-máquina de los audio-libros son horribles, bueno, las voces no, los libros leídos con voz usando máquina, así que si veis alguno que ponga en la información”Rosa” o “Maria”, que son las voces habituales, mejor que os olvidéis.Mientras peinaba a Boris antes, escuché un poco de El Pequeño Nicolás en francés.Eso me recuerda que ya casi no escucho la radio, me da un poco de ansiedad. He leído una viñeta de Cuttlas, he visto pisos para comprar en el Casco Viejo y he escrito un mail a uno para saber si uno que anunciaba era interior o era un bajo. Estaba en la calle Belosticalle. Me gusta esa calle porque está el cineclub. No estaría mal vivir ahí.Por segunda vez ha llamado el cartero… pero nunca hay nada para mi.Tengo muchísimas cosas que hacer que llevo con retraso. Y siempre aparecen muchísimas cosas más por hacer, pero eso es todo lo que he dado de sí en estas cuatro horas de la mañana.

Pd: me gusta la versión de Please, Mr postman de las Marvelettes, más que la de los Carpenters, sí.

Esta entrada fue publicada en mañana. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Please, please

  1. pitxo dijo:

    no sabía que siguieseis buscando piso para compra… Belosticalle es una calle trankila..
    oye, tengo la peli The Doors para el cineclub, q viene a ser una biografía de Jim Morritos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *