Algunos domingos…


Algunos domingos:

Algunos domingos salgo a por el periódico. Es la excusa para salir, porque me gustan las mañanas, incluso las de los domingos y me gusta pensar que aprovecho el día y que soy una buena chica y no sé que pensamientos más se me vienen a la cabeza cuando consigo salir por la mañana. Comprar el periódico también me hace sentir una chica buena, aunque al final acabe por no leerlo o sólo leer algunas secciones. Al final las noticias son las mismas en todos lados, en la tele, en la radio, en las webs de internet. Lo más divertido para mi es intentar darles la vuelta a todas y sacar su lado oscuro. Aunque a veces no me apetece ni eso. Hoy salí a comprar el periódico pero no fui a la tienda de las lesbianas. Está un poco más lejos pero no me apetecía caminar. En la otra tienda siempre hay mucha más gente y casi no se pueden ver las revistas ( y los atractivos regalos de las revistas) y además están casi todas en el suelo y me marea mucho agacharme y levantarme. Luego voy a la Plaza Nueva: libros antiguos, discos, revistas, animales, cromos, sellos, joyas y objetos varios. Quizás esto ya lo haya contado no? pues lo repetiré y un día de estos daré un repaso a este blog para ver cuanto grado de alzeimer tengo.

Mi política de compra es general es un poco desastrosa, pero sobre todo se adecua a la poca pasta que manejo. Con los libros lo decidí hace ya muchos años. Si tuviera la necesidad de poseer todo lo que me gusta, estaría más que arruinada. Además para eso está la maravillosa red de bibliotecas, un sitio mágico: libros gratis que pueden ser tuyos por un periodo de quince días, o más si los renuevas. Lo malo es si te encariñas, pero aquí no hay tu tía. Hay que devolver, y si algún día nos sobrase la pasta iríamos a recuperarlos. El primer libro que me compré con mi propio dinero, lo hice en unos grandes almacenes, por propia voluntad, con doce años y me dejé la cantidad de nada más y nada menos que de 99 pesetas.”La aventuras de Arthur Gordom Pym” de E. A. Poe. Tenía una portada azul donde estaba dibujado un barco a la deriva. Cuando lo leí me fascinó. Nunca olvidaré aquel final apoteósico que no recuerdo muy bien si se les aparecía un iceberg gigante o el propio yeti. Repartí mis libros, por sugerencia de mi madre, en una de las mudanzas.
Hablaba de cómo no me gasto la pasta en libros. Si los encuentro baratos de segunda mano, es posible que los compre, pero sólo si estoy muy segura de que los voy a leer. Porque el problema del espacio también es importante. Quizás si encuentro también por un buen precio algún libro que me haya leído y me haya gustado mucho…también va para el saco. Pero siempre prefiero que sean de la misma edición en la que me los leí
Que si no ya es otro libro diferente.
A veces no queda más remedio que comprar un libro, porque no se encuentra en las bibliotecas y además es posible que también esté descatalogado. Por lo que no queda más remedio que rascar en las tiendas de antiguo y tener mucha paciencia. Hay una tienda de on line de libros de segunda mano. Compré una vez un libro y fueron muy rápidos. Estuvo bien, aunque ahora no recuerdo la web.
Sobre los libros que directamente se pueden bajar de la red…la verdad es que me he bajado alguno incluso comics, pero la verdad es que me cuesta mucho leer en pantalla, e imprimir en hoja… uff no sé si me acostumbraría a leer así. Lo hacía en la universidad y era un poco desastroso, incluso encuadernándolos.

Desde hace años me chiflan los libros para niños. Sólo algunos, no todos. Ahora además se los puedo enseñar a mi sobrina, que está fascinada con un libro en particular, un desplegable de “Alicia en el país de las maravillas”, cómo para no estarlo, es una pequeña joya. Ahora mismo le hago una foto y lo cuelgo.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Algunos domingos…

  1. pitxo dijo:

    pero ya puedes leer con normalidad Ali?

    mimadre tiene muchos libris de niños…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *