Apostasía

El otro día por fin después de mucho vagar y vaguear, recordé, sobre todo recordé porque estas cosas siempre se suelen dejar para un día de los de recordar, que quería apostatar. Vamos que me quiten del censo católico que la Iglesia católica utiliza convenientemente para beneficio propio. Así que me fui a la web de apostasia.es . Allí te explican brevemente qué es y para que sirve y sobre todo cómo se pide la apostasía. Mi problema es que he nacido fuera de España y posiblemente tenga que escribir al obispado al que pertenece la iglesia donde me bautizaron , así
que todo será algo más lioso. Pero como a mi los grandes retos me enaltecen? se dice así? bueno pues que estoy dispuesta al ataque y al contraataque, eso si no se me olvida… (que después de
escribir esto se me olvidará menos…digo yo).
Creo que la pregunta más importante de todas es para qué sirve realmente apostatar, si merece la pena o si es sólo una «chodrada» más. Bueno ya lo he explicado un poco antes: todas las religiones tienen sus «censos» de subscritos y proscritos que utilizan para sus propios fines, para sobre todo crecer como «empresa», vamos que todo se traduce en pasta. Un ejemplo, si van a pedir un crédito, más de decenas de millones de firmas como la nuestra les avalan, ya que estamos en su fichero de datos y eso significa que cuando estuviesen pasando un mal trago, nosotros les apoyaríamos, cosa que nunca sucede porque están forrados, pero aún así con nuestro nombre tienen nuestro aval… Si apostasiamos,nuestro nombre desparece de su lista y aunque por desgracia seamos pocos los que lo hacemos, por lo menos servirá para que se conozca algo más…y para nuestra propia conciencia y lo que vamos a fardar 😛 que si queréis queda mejor decir algo así como que vamos a ser consecuentes con nuestros pensamientos (aunque sea con estas cosas por algo se empieza).
Así que si os animáis… esta es otra «chodrada» más en la que malgastar vuestro bonito tiempo y ya podéis olvidaros de esa linda parcela que os correspondía en la tierra prometida
( en la que también estabais pagando crédito, no lo olvidéis); pero también recordad que vais a quedar de lo más «auténtico» diciendo que sois apostatas y explicando lo que es; por desgracia la gran y más importarte contraprestación de este acto es que será uno de los mayores disgustos que le vais a dar a vuestra madre, así que pensáolos bien antes de firmar nada, o mucho mejor no se lo digáis y ahorrarle el trauma, que ya no seréis católicos y podréis mentir a placer!!!!
Esta entrada fue publicada en apostasía, apostatar, iglesia católica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *