Mientras tanto

Mientras sigo sin recuperarme del viaje, una de las cosas que me van entreteniendo y me van manteniendo despierta es el mal-afamado chat. Cuando hablo de mantenerme despierta lo digo (y lo siento) literalmente, porque parece que tras las vacaciones han dejado de hacer efecto. El trabajo que me ha supuesto toda la mudanza, y lo que todavía queda de ella, ya demás los quince días de vacaciones, van pudiendo conmigo. No creo que me recupere hasta Octubre. Ayer andé como una zombie de la Biblioteca al videoclub y vuelta para casa, más zombie todavía. Menos mal que esto no se nota por fuera, aunque a veces me gustaría maquillarme y vestirme de tal manera que se pudiera notar.
Ahora que tengo un poco más de fuerzas…voy a acabar con el viaje.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *