Barcelona I

 conjunto.jpg

El segundo día tuve cita con mi médico; estuvimos hablando un buen rato sobre  filosofía vital cotidiana. Sobre la disciplina de comer (qué y cuanto), de dormir (cuánto y cómo), de hacer cierto tipo de actividades, de pasear para que el cerebro advierta los ciclos circadianos, de hablar y comunicarse para activar las neuronas, de pensar, de leer, de escribir… eso entre algunas otras cosas más particulares.
Cuando acabo la consulta siempre me gusta bajar un rato paseando para tomar el aire. Bajo un rato hasta el edificio L,Illa, veo un par de tiendas y cojo el bus. En este edificio de comercios siempre hay alguna exposición curiosa. La última vez que estuve había una sobre objetos kitsch, en general decorativos caseros.
Esta vez había una exposición temática sobre maquinas computadoras, de escribir, de juegos…ordenadores…
La vi un rato y luego fuí a coger el bus para bajar a Sagrada Familia. Había huelga de autobuses así que cogí uno cualquiera que me acercara al centro. Entonces subo a uno algo extraño llamado el Tom Bus. Era un autobús de refuerzo pero de auténtico lujo. Tenía los asientos más anchos y cómodos, como los de un tren de primera, y estaba decorado con unas lámparas de mesa. Me quedé un poco alucinada porque no tenía ni idea de que existiese esto. Por desgracia lo iban a quitar este mismo mes, así que tuve la suerte de disfrutarlo. Aunque también me hizo pensar…porque realmente este bus era más caro… y no sé si era mi impresión o estaba lleno de viejas ricas de esas que saben por lo que pagar…

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Barcelona I

  1. nuria dijo:

    Qué cosas más raras hacen los catalanes…el Tom Bus…

  2. Mauro dijo:

    Por suerte el Tombus desaparece este mes.
    Es el autobus de las compras. Tambien es el que mas contamina, pues casi siempre va vacio…por eso lo quitan.

    Recorre 5Km, en circuito cerrado, por la zona mas cara y comercial de Passeig de Gràcia, Avenida Diagonal y Pl. Pius XII.
    Viejas con pasta, turistas con pasta o despistados se suben a este saloncito estudiadamente exclusivo, acogedor y caro, equipado con aire acondicionado, música ambiental y espacio para dejar paquetes.

    Las colas, los retrasos, el olor a humanidad y las estrechezes que las vivan otros: los que hacen la compra en el mercado, los que no pueden pagar este autobus o los que vivimos aqui.

  3. Alioli dijo:

    Vaya Mauro, gracias por la información. La verdad es que cogí ese autobús por la huelga, pero desconocía esos «pequeños detalles elitistas» que lo hacen tan encantador. Me pareció curioso que no pudiese «tickar» el bono de diez, pero como soy de fuera pensé que existiría otro bono. Por otro lado no debemos olvidar que en este país hoy todavía existen primera y segunda clase en trenes y aviones, el medio de transporte que más contamina (la tercera la quitaron hace ya tiempo). Y por último, no creo que las viejas ricas se priven de comprar en los maravillosos mercados que tenéis allí, eso sí, otra cosa es que manden a la chacha a hacerlo y de verás que no saben lo que se pierden si lo hacen así. Bueno si se tiene pasta y una quiere salir a comprar siempre puedes acudir al «Cortingles» que es lo que hacen los ricos de todo el estado, pero el olor y la visión del mercado es una cosa que se pierden estos privilegiados.
    Un saludo

  4. Alioli dijo:

    Nuria, te imaginas algo así en Bilbao? Hubiese sido el autobús más quemado de la Kale Borrika!

  5. dicky dijo:

    lo de los autobuses, como diría aquel, tiene su cosa. acabamos de hacer un video de autobuses en el que proudly interpreto a una persona con movilidad reducida y he aprendido a admirar a los conductores de los que antes no tenía demasado buen concepto.

    te recuerdo k debo una cerveza de mi cumple, a ver cuando cae…

  6. ya había autobuses parecidos en bilbao ¿no os acordáis de los azulitos???
    El asiento era de escai acolchado, y tenía aforo, es decir que cuando se llenaban los asientos ya no se recogía a ningún pasajero más. ¿de verdad no os acordáis???
    También eran más caros…

  7. vaya, yo me acuerdo de unos buses con asientos de madera «ergonomica» y hierro goierritarra, pero estoy hablando de giputxilandia… Nunca he visto ningun bus de linea de lujo y menos con ese nombre tan tan..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *