Minicrónicas


Humm yo había jurado hacer una crónica de este Jazzaldia pero las circunstancias circundantes (playa-sol, garitos, tiendas,amigos, familia…) no me han dejado demasiado tiempo, así que me paso al formato mini y desincronizado, que está claro que es lo mío.
Ayer vimos a Slay anda the Family STone. Antes tocaron los Chery Boppers, que aunque son unos chicos muy majos tienen que renovarse un poco (demasiado de lo mismo para mi gusto).
Los Sly & family, pues fue realmente increible, supongo que era justo lo que esperabamos todos, pero precisamente por eso mismo no nos decpecionó. Además de que el sonido era muy bueno (a pesar de alguna desgraciada pérdida con el equipaje) pero el ambiente de funkye soldiers se respiraba por todos lados y mereció la pena hasta quedarse un ratito más en la plaza de la Trinidad aún después del concierto….

Esta entrada fue publicada en conciertos, funk, jazz, musica, playa, Sly. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *