Una mueca, una muesca y un guiño


Me gusta leer mientras como fruta o tomo el café, que bueno, ahora es descafeinado porque no puedo tomar café con la dieta esta hipoalergénica, y por suerte o desgracia va a ser una de las cosas que me sienta mal. Bueno, que decía que mientras pelo y como los melocotones, las peras y las manzanas o me tomo un sorbo de descafeinado con leche de soja, me gusta leer, y lo hago sentada en la mesa de la cocina. Allí tengo mi pequeña biblioteca particular que comprende cualquier tipo de revista gratuita y el periódico del domingo, que a mi me dura toda la semana, porque entre el periódico normal,el suplemento semanal, el especial domingo y el especial niños, es que no doy a basto y con el periódico del domingo tengo para toda la semana. Lo que más me gusta leer son los artículos de opinión, pero los divertidos, los aburridos..pues eso.. que me aburren.Esta semana estaba el artículo de Luis García Montero al lado del de Empar Moliner, que vaya nombre, desde que la descubrimos hace dos años, no se me ha olvidado su nombre. Además los relatos de “Te quiero si he bebido” eran de lo más divertidos, y es que Empar es una catalana divertida y eso que llaman … ácida, y bueno siempre te ríes un rato con ella. Sin embargo el artículo del Luis García Montero es realmente espantoso, me he tenido que saltar líneas y párrafos hasta el final. El tema es que el asunto sobre el que escribía podía haber dado mucho de sí, podía haber sido divertido, melancólico, podía haber metido cifras, que siempre queda muy bien una información porcentual e incluso podía haber recitado a algún clásico y hubiese quedado de puta madre. Pero no; este tío ha escrito un artículo aburrido e intragable y sólo tenía un buen título y una foto en color, que eso llama mucho a las lectoras de artículos de opinión veraniega como yo. En cambio la Empar, nones. Ha elegido un tema de lo más insulso. La tipa ha cogido un lumbri-pensamiento que ha tenido viendo un programa de la cutrevisión y se ha cascao un articulillo que, claro, si rascas dice algo, pero que vamos no tenía más allá. Y se ha dejado leer muy bien y ha hecho reir unas veces y otras poner muecas y ha hecho pensar y al final , lo importante para ella , claro, ha hecho que cuando vuelva a ver un artículo suyo, me den ganas de leerlo, aunque hable del que como canta la gallina.
Hemos pasado de una época en la que el humor y la ironía estaban mal vistos y tenerlos (y practicarlos) , más que un don era una maldición y unas ganas de joder al personal.
Porque entre la gente , por muy distinto ideario que se tenga si te encuentras con alguien bienchinchante siempre hay una especie de oculto lazo de hermanamiento, lo que se llama un guiño.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Una mueca, una muesca y un guiño

  1. Boca Dorada dijo:

    Jeje, que me he ido rápidamente al periódico del domingo a leer el artículo de Empar.

  2. Anonymous dijo:

    Es probable que te haga gracia este cómic:
    http://www.aldeaglobal.net/listo/empar

    🙂

  3. Anonymous dijo:

    Jajajjaja ya me lo he leido y me he reido mucho, aunque creo que si alguna vez me pasara algo parecido, ese comic tendría una viñeta más, donde aparecería…ese artefacto que los humanos conocen como…hacha?

    pd: como buena paranoica me desesperan un poco los mensajes anónimos. Podríais dejar al menos una pista en la firma de quienes sois no?
    fdo: la batidora de Neutchatel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *